jueves 22 de febrero de 2024 11:18 am

Inmigrantes de Nueva York exigieron a Albany que finalmente amplíe cobertura médica para todos

Con la sesión legislativa 2024 instalada, activistas, organizaciones comunitarias, trabajadores médicos y líderes políticos de la Gran Manzana, arreciaron su llamado al Senado y la Asamblea estatales para que extiendan la cobertura de salud a todas las personas de bajos ingresos, sin importar estatus migratorio, que suman más de 250,000.

“Cobertura médica para todos en Nueva York, sin importar el estatus migratorio”. Ese fue el clamor que este jueves manifestaron decenas de inmigrantes y trabajadores de bajos recursos, quienes se dieron cita al mediodía, en la sede del Centro de Salud Comunitario Apicha, localizado en pleno corazón de Jackson Heights, para exigir a Albany que incluya la iniciativa de ampliar la cobertura de salud universal dentro de las prioridades del presupuesto estatal que se discutirá en el seno de la Legislatura en los próximos meses. El plan beneficiaría por lo menos a 150,000 neoyorquinos de los más de 250,000 que se estima no tienen ningún acceso a planes médicos.

Así lo advirtió Juan Luna Rosa, miembro de la organización Make the Road New York, tras destacar que el proyecto de ley no solo salvaría miles de vidas sino que de paso ahorraría millones de dólares al Estado al promover planes de medicina preventiva, evitando visitas masivas a salas de emergencia, muchas veces cuando ya es demasiado tarde para los pacientes.

“Después de que me diagnosticaran diabetes tipo 2, vivo con el miedo constante de no poder acceder a los medicamentos que necesito para vivir. Debido a que estoy excluido del acceso a la cobertura del seguro médico, me resulta casi imposible continuar mi tratamiento y consultar a un médico con regularidad. Tener acceso a un seguro médico significaría que podría consultar a un médico para recibir atención primaria, preventiva y de seguimiento para tratar mis afecciones crónicas”, dijo el inmigrante. “Todos los neoyorquinos merecen estar sanos y recibir la atención médica necesaria que podría salvarnos la vida. Se trata de salvar vidas y ahorrar“.

El llamado principal fue para la Gobernadora Kathy Hochul, para que no se haga de la vista gorda con el proyecto de ley, que el año pasado fue ignorado, a pesar de que el gobierno federal permite que se amplíe el acceso a la atención médica para inmigrantes neoyorquinos, gracias a la exención federal 1332, que si se modifica y aprueba, sería, según advirtieron los manifestantes, “una oportunidad beneficiosa para todos”, y sin costo para el Estado.

“Cobertura para Todos es una propuesta de sentido común que hará que nuestro Estado sea más saludable y nuestros proveedores de atención médica sean más estables financieramente al brindarles a los neoyorquinos sin seguro otra opción. además de la sala de emergencias, una de las formas de atención más costosas”, aseguró el senador estatal Gustavo Rivera, presidente del Comité de Salud del Senado y patrocinador del proyecto de ley, quien le dijo a El Diario NY que si se da luz verde al plan, se podrían obtener $500 millones del gobierno federal y mejorar el acceso a miles de neoyorquinos echados a su suerte.

“Recibimos confirmación del gobierno federal de que podemos usar los fondos de transferencia de la exención 1332 sin costo para el Estado, por lo que debemos aprovechar esta oportunidad única para ampliar la cobertura para la población indocumentada de Nueva York y al mismo tiempo abordar las necesidades fiscales al disminuir el gasto de Medicaid de emergencia de nuestro Estado”, dijo el legislador de origen latino.

“Podemos diseñar un programa de diferentes formas para dar acceso a toda la gente, dependiendo de sus ingresos y crear diferentes niveles pero ha sido una lucha bastante larga y frustrante, más cuando vemos que los representantes de la Gobernadora y del Departamento de Salud nos están diciendo sobre todos los ajustes y cortes que tenemos que hacer, y todo es porque no están haciendo lo que el gobierno federal nos dice que podemos hacer y extender el acceso a cobertura”, agregó el senador estatal. “La falta de acciones ya nos está costando mucho dinero. Tenemos que seguir empujando, pero creo que estamos cerca”.

Sobre el proyecto, que el la sesión anterior se quedó a medio camino, tras ser aprobada solo por el Senado, la asambleísta Jessica González-Rojas, principal patrocinadora del proyecto de ley en la cámara baja de la Legislatura, urgió a sus colegas a que no le den más largas a la iniciativa, cuando Washington ya ha dado luz verde sin que Nueva York gaste un centavo.

“Durante demasiado tiempo hemos movido la meta para los inmigrantes neoyorquinos una y otra vez. El gobierno federal ahora ha confirmado que podemos utilizar fondos excedentes en una cuenta de transferencia para brindar cobertura de atención médica a neoyorquinos indocumentados. Esto no le costaría ningún dólar a nuestro estado y la Gobernadora aún podría proporcionar los subsidios que desea para otras iniciativas”, dijo la líder política de Queens, quien pidió que no se siga la retórica de señalar a los recién llegados como causa de que no se muevan proyectos vitales.

“Ya basta de enfrentar a un grupo contra otro o de trucos matemáticos y ping pong político. Estas son las vidas y el bienestar de los neoyorquinos. Se trata de brindar el derecho humano básico a la atención médica a nuestros vecinos más necesitados”, advirtió la asambleísta. “Aprobamos Cobertura para Todos en el Senado. Ahora le corresponde a la Asamblea aprobar el proyecto de ley y ayudar a salvar vidas”.

El asambleísta Steven Raga se sumó al llamado y dijo que la atención médica es un derecho humano, en el que el estatus migratorio o el vecindario donde alguien viva no deben determinar el acceso a ese beneficio.

“Los neoyorquinos sin seguro no deberían verse obligados a no tener la atención médica por temor a los costos”, dijo el legislador. “Este es el año para aprobar Cobertura para Todos y modificar la exención 1332. Esto es una obviedad, podemos salvar vidas y ahorrar millones de dólares”.

Javier Guzmán, quien vive en Nueva York hace 30 años, con cartel en mano en el que se leía la frase “necesitamos cobertura para todos para proteger nuestra salud”, manifestó que mientras el Estado de Nueva York no garantice la salud como un derecho básico, miles de personas de bajos ingresos seguirán expuestas a no tratar sus dolencias y no solo los pacientes vulnerables sino el sistema de hospitales sufrirá serios impactos económicos.

“Es una realidad que muchos inmigrantes no tienen acceso a medicina preventiva, y cuando ya estamos muy enfermos es cuando vamos al hospital, lo que aumenta los gastos de salud, algo que se puede evitar aprobando esta ley”, dijo el colombiano, quien ha vivido en carne propia los estragos de falta de cobertura médica. “Hace unos años tuve un accidente en una escuela: me torcí la espalda, y solamente por la ambulancia me cobraron $800 y por el hospital, donde solo me dieron una aspirina y me tuvieron un montón de horas esperando, solo por el uso de la emergencia, me llegó una cuenta por $3,000. Si dieran cobertura universal, nos ayudan a todos y se ahorrarían dinero. El acceso a la salud tiene que ser un derecho. Aquí estamos atrasados”.

Pablo García, quien llegó a la Gran Manzana hace casi un año, aseguró que otorgar acceso a servicios de salud para todos es un acto de humanidad, que conviene a todos, por lo que instó a la Legislatura y a la Gobernadora Hochul a que impulsen la aprobación de la ley en el presupuesto para el próximo año fiscal.

“Todos tenemos el derecho de sentirnos protegidos no solamente con educación y trabajo, sino también con salud. La salud es fundamental para que todo funcione bien y nos da el poder de tener más oportunidades”, dijo el recién llegado.

Lavern King, miembro del sindicato 1199SEIU y trabajador de atención médica domiciliaria, puso de manifiesto que demasiados vecinos e inmigrantes están posponiendo la atención médica y acudiendo a las salas de emergencia por afecciones crónicas porque no pueden calificar para planes como Medicaid, por lo que afirmó que el Estado necesita ampliar el plan esencial para cubrir a los neoyorquinos de bajos ingresos independientemente de su estatus migratorio.

Rose Duhan, presidenta y directora ejecutiva de la Community Health Care Association of New York, aseguró que ampliar la cobertura de salud a todos, garantizará que los Centros de salud comunitarios puedan mantener sus puertas abiertas y que todos tengan acceso a la atención, lo que conducirá a mejores resultados de salud, menos hospitalizaciones y neoyorquinos más saludables.

“Los centros de salud comunitarios brindan atención integral y de alta calidad para todos, independientemente de su estatus migratorio o capacidad de pago. Los CHC han abierto sus puertas a los solicitantes de asilo, brindando atención médica y apoyo a miles de adultos y niños que literalmente no tienen nada, con poca o ninguna esperanza de reembolso”, agregó Duhan.

La Oficina de la Gobernadora Hochul no se ha manifestado sobre el clamor para que incluya dentro de sus prioridades en su plan de presupuesto la iniciativa de Cobertura para todos.

Datos:

250,000 neoyorquinos indocumentados y de bajos ingresos se estima no tienen ningún acceso a salud.

150,000 neoyorquinos, al menos, podrían recibir cobertura médica con la aprobación de la ley.

$500 millones de fondos federales podría usar el Estado de NY para ampliar la cobertura para todos.

$0 tendría que poner el Estado de NY, según impulsores de la ley.

La entrada caduca en 6:26am el sábado, 1 agosto 2026

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS