domingo 14 de julio de 2024 06:08 am

Proxeneta de Brooklyn fue sentenciado a cadena perpetua tras admitir haber descuartizado a su novia y poner su cabeza en el congelador

Somorie Moses enfrentó una acusación de 10 cargos por tráfico sexual de ocho mujeres y por el asesinato en el curso del tráfico sexual de su novia Leondra Foster.

Un hombre de Brooklyn, quien admitió haber descuartizado a su novia que era prostituta y puesto su cabeza cortada en su congelador, se declaró culpable y enfrenta cadena perpetua por el homicidio y por tráfico sexual de ocho mujeres.

Identificado como Somorie Moses, quien se apodaba “Sugar Bear” y “Daddy”, se enfrentó el pasado viernes a una acusación de 10 cargos por tráfico sexual de ocho mujeres y por el homicidio en el curso del tráfico sexual de su novia Leondra Foster el 12 de enero de 2017.

El proxeneta enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 15 años en la cárcel, y hasta cadena perpetua, en su sentencia del 8 de enero en el Tribunal Federal de Brooklyn.

Moses, de 47 años, fue condenado previamente en 2019 por un jurado del tribunal estatal de Brooklyn por homicidio negligente y ocultación de un cadáver por el asesinato de Foster. El jurado lo absolvió del cargo de asesinato.

Cumplió una condena de cárcel de cuatro a ocho años y estaba previsto que saliera en libertad condicional en el mes de mayo de 2022 antes que los federales lo capturaran nuevamente por el nuevo cargo de asesinato en el curso de tráfico sexual.

El hombre asesinó a Foster, de 32 años, una de las víctimas de tráfico sexual, y posteriormente usando un cuchillo y una sierra, descuartizó el cadáver dentro de su apartamento en Brooklyn en el que vivían juntos, declararon los fiscales.

En la mañana del 17 de enero de 2017, cuatro días después del asesinato, el proxeneta se deshizo del torso y las extremidades de la mujer en un sitio sanitario en El Bronx, afirmaron los federales.

Su cabeza, manos y pies, incluido un pie con el nombre “Somorie” tatuado, fueron hallados dentro del congelador de Moses, por los agentes del Departamento de Policía de Nueva York, según los fiscales.

Aparte del homicidio, ya en 2003, el acusado obligaba a mujeres y niñas a dedicarse a la prostitución y utilizaba amenazas, violencia y manipulación para mantenerlas trabajando para él, aseguran los fiscales e informó New York Post.

Frecuentemente, engañaba a las mujeres haciéndoles pensar que las amaba, se acostaba con ellas y les prometía que se casaría con ellas antes de hacerlas trabajar para él. Y a menudo, las presionaba para que se tatuaran “Somorie” en sus cuerpos, dijeron los fiscales.

Moses golpeó, abusó sexualmente, torturó y amenazó con matar a las mujeres, solo para obligarlas a trabajar para él vendiendo sus cuerpos, indicaron las autoridades.

De acuerdo con los fiscales, el hombre usó un Taser contra una mujer que se negó a convertirse en prostituta y a otra mujer le puso una escopeta en la boca, amenazándola con matarla a ella y a su hijo si no trabajaba para él como prostituta.

El sádico sujeto una vez cortó los brazos y la espalda de una de sus víctimas con una hoja de afeitar y le pegó con un cinturón, después vertió jugo de limón en sus heridas, dejándola con cicatrices permanentes, señalaron los federales.

“Si bien la admisión total de culpabilidad del acusado no puede deshacer el terrible daño que ha causado, esperamos que traiga un cierto cierre a sus víctimas que sufrieron la extrema crueldad y brutalidad del acusado, y a la familia de la Sra. Foster”, expresó el abogado Breon Peace en un comunicado el viernes.

Por  Marlyn Montilla

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS