domingo 3 de marzo de 2024 04:07 am

¿Qué sucede cuando te tragas un chicle?

Si eres una de las muchas personas que se han tragado un chicle entero por accidente, es probable que te haya venido una pregunta a la cabeza justo después de esa sensación tan desagradable.

¿Cuánto tiempo permanecerá ahí el chicle? Existe la idea generalizada de que permanecerá en el estómago durante siete años después de tragarlo, pero esto no es cierto.

“Es un mito de ancianos”, afirma Simon Travis, profesor de Gastroenterología Clínica de la Universidad de Oxford, Reino Unido. “No tengo ni idea de dónde surgió el mito; me imagino que se planteó porque alguien quería evitar que sus hijos mascaran chicle”.

Tragar chicle solo es perjudicial para el organismo si se hace en exceso, dijo Travis por correo electrónico, lo cual es muy poco frecuente. Explicó que tragar tres o más chicles al día se consideraría excesivo.

“Si te tragas un chicle, pasará por el estómago, llegará al intestino y saldrá sin sufrir cambios por el otro extremo”, dijo Travis. “Hay casos de chicles que se alojan en el intestino de bebés e incluso niños si han tragado muchos, y entonces causan una obstrucción. Pero en más de 30 años de práctica gastroespecializada, nunca he visto un caso”.

El Dr. Aaron Carroll, distinguido profesor de Pediatría y jefe de Sanidad de la Universidad de Indiana, ha escrito varios libros en los que desmiente mitos sobre el organismo.

Carroll está de acuerdo en que tragar chicle no hace daño, pero no lo fomentaría activamente.

“No tiene ningún valor nutritivo”, afirma. “El chicle está hecho a base de edulcorantes, saborizantes y aromas. La goma base es una mezcla de elastómeros, resinas, grasas, emulsionantes y ceras. Así que yo no diría que es sano”.

¿Desde cuándo se masca chicle?

Antes de que el chicle se comercializara y se vendiera en los paquetes actuales, los pueblos antiguos lo utilizaban para calmar la sed y el hambre, según Jennifer Mathews, profesora de Antropología de la Universidad Trinity de San Antonio, Texas y autora de “Chicle: The Chewing Gum of the Americas, From the Ancient Maya to William Wrigley”.

Los mayas masticaban una sustancia llamada chicle, que procede del árbol de la sapodilla, frecuente en el sur de México y Centroamérica, explica Mathews.

“El chicle es un látex natural que proviene de un árbol llamado chico sapote o zapote”, explicó Mathews. “Si se corta un árbol de chico sapote, el látex empieza a rezumar como forma de protección. Forma una barrera para proteger al árbol. Puedes arrancarlo del árbol y empezar a masticarlo”.

Del mismo modo, los indios Pima de lo que hoy es Estados Unidos mascaron savia de abeto durante miles de años antes de que los colonos europeos retomaran el hábito y se comercializara, explica Mathews.

Cuándo hay que preocuparse por tragar chicle

A menos que te duela o hayas tragado mucho chicle, Travis y Carroll afirman que no es necesario acudir al médico si accidentalmente te tragas un trozo entero.

“Es un problema teórico”, dijo Carroll. “En teoría, podrías conseguir algo lo suficientemente grande en un niño pequeño como para causar una obstrucción, pero esto no es algo que la gente común debe preocuparse “.

Sin embargo, para las personas con problemas en el tracto gastrointestinal, o tracto GI, que es una serie de órganos unidos en un tubo largo y retorcido desde la boca hasta el ano, el chicle tragado podría causar problemas.

“Si las cosas están abiertas y no hay obstrucciones ni estrechamientos, las cosas pasarán sin problemas”, afirma la Dra. Leila Kia, gastroenteróloga académica y profesora asociada de medicina en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern de Chicago.

“Si hay un estrechamiento o una inflamación muy grave por el motivo que sea, o si hay un problema de motilidad por el que el estómago o el colon no se vacían como deberían, entonces comer algo como chicle o algo que no se pueda descomponer puede quedarse ahí y causar problemas”, explica Kia.

Según Kia, la enfermedad de Crohn es una causa común de inflamación del tracto gastrointestinal y puede provocar su estrechamiento. Dijo que los médicos suelen recomendar una dieta baja en residuos para los pacientes de Crohn, que evita ciertos alimentos como frutas y verduras crudas, frutos secos y semillas, palomitas de maíz y goma de mascar.

Algunos tipos de cáncer y cirugías pueden provocar ese estrechamiento. “Ciertamente, si se tragaran muchos chicles, eso podría convertirse en un problema si sólo se tiene un estómago pequeño o si se ha reorganizado la anatomía, que es esencialmente lo que ocurre cuando se tiene una cirugía gástrica”, dijo Kia.

Aun así, Kia nunca ha extraído un chicle del cuerpo de nadie, aunque sí ha retirado dentaduras postizas que cree que se tragaron sin darse cuenta.

Con información de CNN.

La entrada caduca en 9:53am el martes, 1 abril 2025

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS