martes 25 de junio de 2024 11:44 am

La fiscalía llama a neoyorquinos a denunciar abusos con precios de máscaras, filtros y purificadores de aire.

Hay un alza significativa en las tiendas digitales de ventas de equipos de protección. Se teme que se dispare también una onda especulativa.

Aunque con el cielo menos amarillento, este jueves los neoyorquinos se despertaron escuchando reportes de que la calidad del aire de la Gran Manzana era la peor del mundo. Todo indica que como reacción, la población ha estado muy inclinada a comprar equipos como mascarillas, purificadores de aire y filtros especiales para cuidarse de la polución.

Ante este escenario y las primeras tendencias que muestran cómo la ventas por internet de estos productos, se dispararon en cuestión de horas, la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, elevó una alerta a los neoyorquinos a cuidarse de los comerciantes abusadores y la especulación.

“La mala calidad del aire que afecta a nuestro estado, no debería ser una excusa para que algunos aumenten sus ganancias vendiendo artículos esenciales”, advirtió James.

El llamado es que si los consumidores notan precios anormalmente altos, en ciertos equipos, giren sus denuncias por los canales existentes en la Fiscalía.

El estatuto de aumento de precios de Nueva York impide que las empresas se aprovechen de los consumidores, comercializando bienes o servicios esenciales a un precio excesivamente alto durante las emergencias.

Las protecciones alcanzan bienes y servicios esenciales que son necesarios para la salud, la seguridad y el bienestar de la población. Incluyendo alimentos, agua, gasolina, generadores, baterías, linternas, alojamiento en hoteles y opciones de transporte.

Tolerancia cero

“Mi oficina tiene tolerancia cero para el aumento de precios de cualquier tipo. Y muchos más en medio de esta situación”, remató.

La Fiscal instó además a los neoyorquinos a seguir las pautas de salud locales, que incluyen que todos los neoyorquinos, en particular aquellos con trastornos pulmonares y otros problemas de salud, limiten su tiempo al aire libre.

Para aquellos que deben estar al aire libre, durante un período prolongado, se recomienda usar mascarillas, según el Departamento de Salud de Nueva York.

Por ello y atendiendo estos consejos, el puertorriqueño Héctor Ramos, de 72 años, caminaba este jueves por Harlem con la previsión de no quitarse para nada su máscara.

“Hoy amaneció más claro en comparación con ayer. A ratos no se veían ni los edificios. Pero aun así prefiero usar por un tiempo más la máscara, porque las autoridades dicen que esto seguirá con una polución peligrosa. Esto puede ser un veneno.”.

Héctor quien caminó varias cuadras de su vecindario en el Alto Manhattan, no observó especulación con el precio de las máscaras.

“En todos lados las regalan. Basta saber qué pasará con los purificadores de aire, que eso sí es caro”, comentó el isleño.

Repunte en ventas digitales

De acuerdo con informaciones compartidas por la cadena CNN la gente se apresura a comprar filtros de aire, humidificadores y máscaras de alta calidad en tiendas de comercio digital, en medio de los incendios forestales canadienses que trajo a Nueva York una espesa columna de humo y advertencias para permanecer en el interior.

Hasta el jueves por la mañana, los filtros de aire fueron los más solicitados en el rubro de productos para el hogar en Amazon, durante las últimas 24 horas. 

Las máscaras N95 y KN95 también se dispararon en las clasificaciones de ventas digitales, precisó la cadena de noticias en un reporte.

“Las búsquedas en Google de purificadores de aire se han multiplicado por 16, desde el lunes, según las tendencias de Google”, difundió CNN.

La tendencia en circunstancias de alerta similares, es que revendedores adquieren estos productos en línea, a precio regular, para después ubicarlos en las calles a precios especulativos.

Denuncie a los especuladores:

Al denunciar el alza de precios a la Oficina del Fiscal General (OAG), los consumidores deben:

  • Informar los precios aumentados específicos, las fechas y los lugares en los que vieron los precios posiblemente remarcados.
  • Proporcionar copias de sus recibos de venta y fotos de los precios anunciados, si están disponibles.
  • Los neoyorquinos deben informar posibles inquietudes sobre el aumento de precios a la OAG presentando una queja en línea en https://formsnym.ag.ny.gov/  o llamando al 800-771-7755.

eldiariony.com

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS