sábado 25 de mayo de 2024 13:35 pm

Los Denver Nuggets son campeones de la NBA

Los Denver Nuggets son campeones de la NBA.

El mundo tiene un rey. Nikola Jokic, la estrella que rompe barreras, cambia la forma de comprender el baloncesto. El serbio llevó a sus Denver Nuggets al primer anillo de la historia de la franquicia. Al primero del Joker, con 28 puntos, 16 rebotes y 4 asistencias. MVP, referente. Del juego del triple de Curry y sus Warriors, al del base de más de dos metros y 120 kilos. Un ‘tipo’ contracultural que lleva a los cielos al mejor equipo del mundo en la 2022-23.

Campeones de la forma que nadie esperaba (94-89). Con unos bajísimos registros de 56% desde tiros de dos y 17,9 desde el triple. Pero sabiendo competir, luchar y potenciar sus argumentos que empiezan y terminan en el brutal Nikola Jokic. Su primer anillo, parece que de muchos tras un quinto partido en el que el drama se tocó con la mano. Un triple de Jimmy Butler se quedó corto tras una épica reacción. Añadió una pérdida clave. Hubiese cambiado la cosa.

Muchos nervios para Denver

Anillo. Pese a que las primeras veces también tienen nervios. Denver, con el Ball Arena hirviendo, empezó con nervios. Miami puso un 0-5 de salida tras mate de Adebayo, triple de Strus y ciertas impreciosiones de los de Malone. Pero cambiaron la historia. Dos de Caldwell-Pope cerraron la herida y a partir de ahí salió la energía y verticalidad definida por el ‘tomahawk’ de Jamal Murray o las transiciones de Porter Jr. El parcial de 12-0 (12-5, 7′) era la primera piedra para la tranquilidad.

Aunque no supuso una brecha. Miami, fiel a su estilo, peleó. Bam Adebayo (14+6 en el primer cuarto), clave de sus finales, anotó 10 puntos seguidos y sacó dos faltas a Jokic. Una racha que les metió en el partido, aunque cuatro para contestar de Porter Jr. cortaban la sangría local (22-24, 12′) en un primer cuarto con solo dos triples entre los dos equipos. Miami tenía el mando ante unos Nuggets demasiado nerviosos. No entraban sus triples y con la aparición de Butler en el partido -cuatro seguidos-, la agresividad de Martin -otros cuatro- y un triple más una bandeja de Robinson daban un golpe sobre la mesa (29-39, 17′).

Las ansias eran notables en los Nuggets más fallones de todas las finales. 10 pérdidas y 1/15 desde el triple al descanso. Terrible carta de tiro y una que cortaba cualquier reacción. Adebayo castigaba a un Jokic condicionado, aunque poco a poco carburando en ataque, y se estiraban la goma al descanso (44-51, 24′). Lo mejor para Denver era un marcador no demasiado exagerado en su contra maquillado por un mate de Porter Jr. antes del descanso.

Reacción de los Nuggets

Impropio para los Nuggets, que sacaron su parte de corazón en el amanecer del segundo tiempo. Jokic tomó la zona por los cuernos con ocho puntos y cinco rebotes, y Jamal Murray colocó el segundo cuarto triple de lo Nuggets en media hora de choque. En 18 intentos… pero servía para empatar (60-60, 30′).

Habían vuelto a la vida e incluso tras otro triple de Porter Jr. se colocaban con el primer liderato desde el 18-16. Aunque Miami no se vio afectada, nutriendo a Adebayo y golpeando con un lanzamiento desde lejos de Kyle Lowry para mantener el pulso al partido (70-71, 35′).

174Mostrar comentarios

El mundo tiene un rey. Nikola Jokic, la estrella que rompe barreras, cambia la forma de comprender el baloncesto. El serbio llevó a sus Denver Nuggets al primer anillo de la historia de la franquicia. Al primero del Joker, con 28 puntos, 16 rebotes y 4 asistencias. MVP, referente. Del juego del triple de Curry y sus Warriors, al del base de más de dos metros y 120 kilos. Un ‘tipo’ contracultural que lleva a los cielos al mejor equipo del mundo en la 2022-23.https://omny.fm/shows/marca-daily/silvio-berlusconi-il-cavaliere-que-revolucion-el-c/embed

Campeones de la forma que nadie esperaba (94-89). Con unos bajísimos registros de 56% desde tiros de dos y 17,9 desde el triple. Pero sabiendo competir, luchar y potenciar sus argumentos que empiezan y terminan en el brutal Nikola Jokic. Su primer anillo, parece que de muchos tras un quinto partido en el que el drama se tocó con la mano. Un triple de Jimmy Butler se quedó corto tras una épica reacción. Añadió una pérdida clave. Hubiese cambiado la cosa.

Video thumbnail
Los Miami Heat fallan su último tiro y dan el anillo a los Nuggets

Muchos nervios para Denver

Anillo. Pese a que las primeras veces también tienen nervios. Denver, con el Ball Arena hirviendo, empezó con nervios. Miami puso un 0-5 de salida tras mate de Adebayo, triple de Strus y ciertas impreciosiones de los de Malone. Pero cambiaron la historia. Dos de Caldwell-Pope cerraron la herida y a partir de ahí salió la energía y verticalidad definida por el ‘tomahawk’ de Jamal Murray o las transiciones de Porter Jr. El parcial de 12-0 (12-5, 7′) era la primera piedra para la tranquilidad.

Video thumbnail
El impresionante mate de Jamal Murray en el quinto partido de la final

Aunque no supuso una brecha. Miami, fiel a su estilo, peleó. Bam Adebayo (14+6 en el primer cuarto), clave de sus finales, anotó 10 puntos seguidos y sacó dos faltas a Jokic. Una racha que les metió en el partido, aunque cuatro para contestar de Porter Jr. cortaban la sangría local (22-24, 12′) en un primer cuarto con solo dos triples entre los dos equipos. Miami tenía el mando ante unos Nuggets demasiado nerviosos. No entraban sus triples y con la aparición de Butler en el partido -cuatro seguidos-, la agresividad de Martin -otros cuatro- y un triple más una bandeja de Robinson daban un golpe sobre la mesa (29-39, 17′).

Las ansias eran notables en los Nuggets más fallones de todas las finales. 10 pérdidas y 1/15 desde el triple al descanso. Terrible carta de tiro y una que cortaba cualquier reacción. Adebayo castigaba a un Jokic condicionado, aunque poco a poco carburando en ataque, y se estiraban la goma al descanso (44-51, 24′). Lo mejor para Denver era un marcador no demasiado exagerado en su contra maquillado por un mate de Porter Jr. antes del descanso.

Reacción de los Nuggets

Impropio para los Nuggets, que sacaron su parte de corazón en el amanecer del segundo tiempo. Jokic tomó la zona por los cuernos con ocho puntos y cinco rebotes, y Jamal Murray colocó el segundo cuarto triple de lo Nuggets en media hora de choque. En 18 intentos… pero servía para empatar (60-60, 30′).

Habían vuelto a la vida e incluso tras otro triple de Porter Jr. se colocaban con el primer liderato desde el 18-16. Aunque Miami no se vio afectada, nutriendo a Adebayo y golpeando con un lanzamiento desde lejos de Kyle Lowry para mantener el pulso al partido (70-71, 35′).

Video thumbnail
Triple de Porter JR. para romper una pésima racha

Precisamente, otro triple de Lowry frenó un primer acelerón serio de Denver. Lo propició Jokic, luchando ante Adebayo, y un triple de Murray (79-76, 40′). Los Nuggets llegaban a tiempo. Miami no encontraba a Jimmy Butler, fallando y fallando con aparentes dificultades en lo físico. Y los locales aceleraban con un brutal Gordon en defensa y la media distancia matadora del ‘Blue Arrow’.

La aparición de Butler

No sirvió para romper el final. Miami encontró, más de 45 minutos después, a Jimmy Butler. Dos triples consecutivos, tres tiros libres -más que discutibles al ser considerados por la zona de caída de Gordon-, una media distancia y otros dos tiros desde la personal daban vida, en la muerte, a los Heat (88-89, 46′).

Tiempo de hacerse valer. Tiempo de campeones. Los Nuggets estaban contra las cuerdas. Y cuando el Larry O’Brien se escapaba, los secundarios sacaron su último aliento. Brown capturó un rebote ofensivo y anotó tras error de Murray. Butler quiso contestar pero al sacar el pase robó Caldwell-Pope. Tras falta anotó los dos tiros libres que les colocaban al mando antes de la última posesión (92-89).

Butler quiso resolver. Con 17 segundos en el reloj decidió asumir y muy precipitado lanzó un triple imposible sobre Aaron Gordon. No entró y Bruce Brown capturó otro rebote para dar el título a los Denver Nuggets. Los 11 seguidos de Butler quedaban en nada, Denver había sobrevivido a un imposible.

Con un nuevo rebote de Caldwell-Pope se confirmó. El nuevo rey del mundo es Nikola Jokic. El jugador que dominó de principio a fin la final. Con mayor o menor brillo, pero siempre fiel a su estilo. Genera, una y otra vez. La era del Joker ha llegado. Es el rey del baloncesto mundial.

marca.com

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS