martes 25 de junio de 2024 10:11 am

Nueva York anuncia aumento de salario para repartidores de alimentos de aplicaciones.

La ciudad de Nueva York anunció este domingo una nueva tasa de pago mínima para los trabajadores de entrega de alimentos a través de aplicaciones en medio de un aumento en el uso de servicios como Uber Eats y DoorDash desde la pandemia.

Los 60.000 repartidores de alimentos de Manhattan actualmente ganan un promedio de US$ 7,09 por hora, según un comunicado de prensa de la ciudad, que explica que la nueva tasa de pago les permitirá ganar al menos US$ 19,96 por hora. El pago aumentará a US$ 17,96 por hora a partir del 12 de julio y luego aumentará nuevamente a casi US$ 20 por hora en abril de 2025.

El pago se ajustará anualmente según la inflación, agregó la ciudad.

La ciudad dice que las aplicaciones de entrega tendrán flexibilidad en la forma en que pagan a los trabajadores de entrega la nueva tarifa mínima. Siempre que los trabajadores ganen la cantidad mínima, las aplicaciones pueden optar por pagarles por viaje, por hora trabajada o mediante su propia fórmula.

“Nuestros repartidores siempre han hecho entregas para nosotros; ahora, estamos haciendo esta entrega para ellos”, dijo el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, en un comunicado. “Esta nueva tasa de pago mínimo, con un aumento de casi US$ 13 por hora, garantizará que estos trabajadores y sus familias puedan ganarse la vida, acceder a una mayor estabilidad económica y ayudar a que la legendaria industria de restaurantes de nuestra ciudad siga prosperando”.

Las aplicaciones que pagan a los trabajadores por el tiempo que esperan un viaje y su tiempo de viaje deben pagar al menos US$ 0,30 por minuto una vez que comiencen los cambios en 2023. Las aplicaciones que solo pagan una vez que el conductor acepta un viaje de entrega tendrán que pagar al menos US$ 0,50 por minuto, dice el comunicado. Las tarifas no incluyen propinas.

“Si bien aún queda trabajo por hacer, una tasa de pago mínima para los trabajadores de entrega de alimentos transformará la vida de miles de familias en toda la ciudad y brindará justicia hace tanto tiempo esperada para los repartidores”, dijo en un comunicado Ligia Guallpa, directora ejecutiva del Proyecto de Justicia para los Trabajadores. El grupo se dedica a defender a los trabajadores de reparto en la ciudad.

Aplicaciones critican la medida

DoorDash dijo en un comunicado este domingo que está considerando litigar para rechazar la “política extrema” de la ciudad, diciendo que va más allá de los estándares a los que están sujetas otras industrias, aunque no se opone a un salario mínimo para los trabajadores de entrega.

“La decisión profundamente equivocada de hoy por parte del DCWP ignora las consecuencias no deseadas que causará y, lamentablemente, socavará a los mismos trabajadores de reparto que busca apoyar”, dijo un portavoz de la compañía.

“Dado el proceso inconcluso que resultó en una regla de pago mínimo final tan extrema, continuaremos explorando todos los caminos a seguir, incluido el litigio, para asegurarnos de continuar brindando el mejor apoyo a los repartidores y proteger la flexibilidad de la que dependen tantos trabajadores de entrega como ellos”.

Entre tanto, Uber Eats dijo que la ciudad no está “siendo honesta con los repartidores” en un comunicado este domingo. Uber también posee Postmates.

“Les están diciendo a las aplicaciones: elimine trabajos, desalienten (a entregar) propinas, obliguen a los mensajeros a ir más rápido y acepten más viajes; así es como terminará esto”, dijo Josh Gold, portavoz de Uber Eats en un comunicado.

Los pedidos de entrega se dispararon durante la pandemia. En 2019, la entrega a domicilio representó alrededor del 7% de las ventas totales de restaurantes en EE.UU., según Euromonitor International. Después de un pico en 2020, se estableció en casi un 9% en 2021, aún más alto que los niveles anteriores al covid.

La ciudad de Nueva York luchó para manejar el auge de los pedidos en línea y administrar las decenas de miles de trabajadores que lo hacen posible. La falta de infraestructura para la entrega de alimentos creó problemas para los trabajadores, peatones y residentes, lo que llevó a los legisladores a fomentar más carriles para bicicletas, nuevas reglas sobre el acceso a los baños y una campaña en curso para combatir el riesgo de incendios de iones de litio en bicicletas y scooters eléctricos, informó CNN.

Los repartidores también tuvieron problemas para encontrar espacios cuando llovía o acceder a los baños.

“La gente ve a los repartidores como sucios, malolientes y que ocupan demasiado espacio”, dijo Joshua Wood, miembro de Workers Justice Project, a CNN en mayo. “Quieren que seamos ese ejército invisible que hace lo que necesitan. No quieren prestar atención a la parte problemática de esto”.

La Ley Local 115, aprobada en 2021, requirió que el Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador estudiara el pago y trato de los repartidores. La administración de Adams dijo que está trabajando con el sindicato de domiciliarios para convertir los puestos de periódicos vacíos en refugios para los repartidores, así como para cargar bicicletas y teléfonos eléctricos.

cnnespanol.cnn.com

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS