viernes 24 de mayo de 2024 03:15 am

Mató a roommate y lo guardó por dos años en el refrigerador: acusado traído de vuelta a NY

Extraditaron a NY a Nicholas McGee, preso que confesó en una cárcel de Virginia haber matado a su roommate convicto sexual con un martillo y luego cortado y almacenado el cuerpo en el refrigerador de un apartamento en Brooklyn.

Fue extraditado a Nueva York el sospechoso Nicholas McGee, preso que confesó en una cárcel de Virginia haber matado a su roommate Kawsheen Gelzer y luego cortado y almacenado el cadáver en el refrigerador de un apartamento en Brooklyn (NYC).

Con esposas en manos y pies, la mañana de ayer sacó la lengua a las cámaras de TV mientras los sacaban de la Comisaría 67, justo al lado de Nostrand Avenue, que está a menos de una milla de distancia de donde ocurrió el espantoso crimen, describió ABC News.

Al parecer ambos hombres discutieron por drogas y falta de pago del alquiler y McGee mató a Gelzer con un martillo y cuchillo, dijo en febrero Joseph Kenny, jefe de detectives de NYPD.

McGee, de 45 años, está acusado de homicidio, robo, ocultación de un cadáver humano y manipulación de pruebas físicas. El crimen sucedió en marzo de 2022, pero no fue descubierto hasta el 22 de enero de este año, cuando NYPD halló el cadáver desmembrado de Gelzer en un apartamento en Flatbush.

Mientras el cuerpo estuvo oculto en el refrigerador, McGee fue enviado a una cárcel en Virginia por otro delito: fraude de identidad.

Gelzer había estado en el registro estatal de delincuentes sexuales desde que fue declarado culpable de abusar de un niño de 12 años en 2005. Al momento del crimen estaba compartiendo el apartamento con McGee y su esposa Heather Stines (45), durmiendo en el sofá.

Tras discutir, McGee esperó que Gelzer se durmiera y lo golpeó con un martillo, dijo Kenny. “La víctima se despierta durante la paliza y en ese momento McGee saca un cuchillo y lo apuñala”.

Según McGee, su esposa estaba en casa pero no participó en el homicidio, y el cuerpo estuvo mutilado en su apartamento durante varios días hasta que comenzó a mostrar signos de descomposición. Luego el atacante desmembró el cuerpo de Gelzer de 6 pies de altura y 200 libras con una multiherramienta Leatherman y envolvió las piezas en bolsas negras, detalló Kenny, citando la confesión de McGee.

Colocó las bolsas en el refrigerador del apartamento, cerró la puerta con pegamento y la envolvió con cinta adhesiva. Después McGee y su esposa robaron drogas de los bolsillos de la ropa de Gelzer y las fumaron, mientras compartían una botella de vodka, detalló New York Post.

McGee dejó la ciudad en algún momento después de junio de 2023, dijo la policía de Nueva York y luego terminó preso en Chesapeake (Virginia).

La madre de Gelzer denunció su desaparición el 22 de abril de 2022, pero no fue descubierto hasta 2024, luego de que Crime Stoppers de NYPD recibiera una denuncia anónima. Al llegar los agentes Stine los dejó entrar y una vez allí la atención de la policía se centró en un refrigerador llamativamente sellado con cinta adhesiva. Cuando intentaron inspeccionarlo la inquilina supuestamente se puso combativa, lo que llevó a su arresto y posterior expulsión de la escena. Más tarde ella dijo que su marido había matado a un hombre y guardado el cuerpo en su frigorífico.

Los tatuajes distintivos de Gelzer, como se indica en sus registros de arresto, coincidían con los observados en el cuerpo, lo que ayudó en el proceso de identificación preliminar. Los investigadores le mostraron a Stines una foto de él mientras estaba en el hospital bajo evaluación psiquiátrica y ella lo identificó positivamente.

Tras el dramático descubrimiento, Stines fue arrestada y acusada de ocultar un cadáver humano. Su esposo McGee tiene 15 arrestos no violentos previos en NYC, Cincinnati y Kentucky, de donde es originaria Stine. Lo buscaban por siete robos en Nueva York en el momento del homicidio de Gelzer.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

En un caso similar en marzo un hombre fue desmembrado en su apartamento en El Bronx (NYC) por un amigo de infancia que se había convertido en activista penal tras pasar 25 años preso.

Y la semana pasada Somorie Moses (47), traficante sexual conocido como “Sugar Bear”, fue sentenciado a 10 cadenas “perpetuas” en el Tribunal Federal de Brooklyn (NYC) tras declararse culpable de matar, desmembrar y congelar a su novia Leondra Foster, a quien alquilaba a otros hombres.

El Diario

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS