domingo 16 de junio de 2024 00:07 am

Inmigrantes sin seguro médico han armado cacerolazo a Hochul.

Unas 255,000 personas se beneficiarían si se expande la cobertura sin importar el estatus migratorio.

Ante el retraso en la aprobación del presupuesto en el estado de Nueva York, casi un centenar de inmigrantes acudieron este miércoles a la oficina de la gobernadora Kathy Hochul en Manhattan para hacer sonar durante 2 minutos y 55 segundos cacerolas, silbatos, sartenes como parte de un programa en el que el mensaje fue que “el acceso a la salud es un derecho humano y no un privilegio”. El tiempo elegido buscaba empatar en el número con los 255,000 inmigrantes que actualmente no tienen acceso a un seguro médico financiado por el gobierno federal. 

   “Sufro de diabetes desde hace mucho tiempo, sin embargo, por no tener seguro médico y por el alto costo de los medicamentos, no he podido iniciar mi tratamiento, permitiendo que esta enfermedad avance y ponga en riesgo la integridad de mi salud” expresó Dolores Juárez, líder del Comité de Inmigración de Staten Island de la organización Make The Road New York (MTRNY). 

   Arlin Cruz Escobar, directora de Programas de Salud de MTRNY explicó a El Diario que la intención es expandir la cobertura, independientemente del estatus migratorio del solicitante, es para que a estos se les incluya en la exención 1332, una figura que se apoya principalmente en fondos federales. “El año pasado Hochul prometió incluir a todos los inmigrantes en la exención, pero eso hasta el momento no ha sucedido” y por lo mismo motivó la manifestación de este miércoles. 

   Cruz Escobar aclaró que el estado de NY gasta actualmente cerca de 500 millones de dólares al año en gastos del medicare de emergencia, cuya limitada cobertura no alcanza a gastos de salud primaria y se concentra sólo en situaciones cuando el paciente llega a un hospital por un asunto incontrolable. Insistió la activista que el gobierno estatal se ahorraría dicha cantidad si decidiera dar ese paso a favor de la comunidad migrante desprotegida.  

La importancia de tener salud 

Gabina Santamaria hacía sonar fuerte el sartén que trajo para que el ruido llegara hasta el piso 38 donde se halla la oficina de Kathy Hochul en la ciudad de Nueva York. “Aunque tengo algunas visitas médicas pendientes como la del dentista, no he podido hacerlas porque debo muchas facturas al hospital y entonces no me reciben”, alegó con algo de impotencia. 

   “El tratamiento para mi enfermedad cuesta alrededor de mil 500 dólares al mes en una farmacia y 450 en el hospital y yo preguntó a la gobernadora Hochul: ¿Cómo puede una neoyorquina y madre, como yo, acceder al tratamiento de la diabetes cuando los precios son tan altos y mis ingresos tan bajos?”, reclamó Dolores Juárez. 

   Un asistente que sufre igualmente de diabetes es Juan Rosa, quien desde hace 17 años radica en Long Island. Durante los discursos se destacó como en los discursos los políticos suelen considerar a los migrantes como la columna vertebral de la ciudad, pero hay veces que en la realidad los olvidan. “Cada día del resto de mi vida tendré que tomar medicamentos con un costo de más de 140 dólares y la mayor parte del tiempo no me alcanza el dinero para comprarlos” murmuró Rosa. La falta de una cobertura completa de seguro médico impide a este ciudadano ya sea continuar con su tratamiento o acudir con regularidad a las citas médicas.

   Eliana es una inmigrante boliviana que también se afilió a Make the Road New York, buscando apoyo en la cobertura de salud tanto para ella así como para otros neoyorquinos vulnerables. Eliana reveló con pesar que perdió a 2 hermanos, un cuñado y una sobrina que se enfermaron de Covid “y no pudieron ser atendidos por falta de seguro médico y a pesar de que estoy aquí desde hace 40 años, tiempo que no me sirve para tener acceso a un programa de seguro médico para cuidarme”, lamentó. Dijo Eliana que trabajó más de 30 años, como vendedora ambulante en condiciones extremas de calor y frío. “Todo ese esfuerzo ahora me pasa la factura y siento el peso de los años en mis huesos que siempre están adoloridos” por lo que vuelve a la misma queja de que por falta de un seguro médico, “no puedo conseguir una consulta y por eso vengo a exigir que la cobertura médica sea para todos”.

   Enrique Núñez, quien vive en Brooklyn, fue otro de los presentes que tomó el micrófono para relatar parte de su historia. Detalló que la diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que requiere controles específicos, pero “ir al hospital para recibir atención a veces no es una opción para mí; esto se debe a que estoy excluido de acceder a un seguro de salud por mi estatus migratorio”. Vestido con una gorra que poco ocultaba la delgadez de su rostro, Núñez sabe que no es el único que vive esta realidad y acepta que al decidir migrar muchos como él se enfrenta a jornadas “donde se trabaja mucho se descansa poco y la alimentación es muy mala o precaria”. Nacido en la República Dominicana, Enrique alentó a los presentes a que sigan exigiendo ese acceso a controles preventivos, tratamientos, medicamentos y más. Es de los que llama a la gobernadora Hochul a que cumpla su promesa de campaña de incluir a todos los neoyorquinos en el seguro médico.

El derecho a la salud: una lucha de varios frentes
La pertinaz lluvia que cubrió la tarde del miércoles buena parte de la ciudad de Nueva York no impidió la celebración de la protesta ni enfrió el ánimo de las decenas que acudieron al llamado y que se enfocaron en su petición y en hacer la mayor cantidad de ruido posible. Además del cacerolazo, se informó que el martes pasado funcionarios electos tanto federales, como estatales y locales enviaron cartas a la gobernadora Hochul solicitando que el presupuesto estatal promulgado para el año fiscal 2024 incluya cobertura de atención médica para los neoyorquinos indocumentados, misma lucha que mantiene organizaciones como MTRNY.

Así es que la presión sobre la misma gobernadora aumenta mientras se continúa discutiendo el presupuesto esta semana en Albany. “No hemos escuchado de la gobernadora y pero si tenemos apoyo en el senado y la asamblea que ya en su presupuesto han incluido cobertura para todos”, aclaró Arlin Cruz Escobar.

Por su parte Medha Ghosh, quien es coordinadora sénior de políticas de salud de la Coalición para Niños y Familias Asiático-Americanos (CACF), remarcó que esta organización “apoya plenamente la prioridad presupuestaria #CoverageForAll FY24 para que el estado de Nueva York amplíe el Plan Esencial a todos los neoyorquinos, independientemente de su inmigración”. Ella ofreció datos como el que dos tercios de la comunidad de Asiáticos Americanos de las Islas del Pacífico (AAPI) son inmigrantes, y en la ciudad de Nueva York, casi el 80 % de los AAPI son también inmigrantes que además “han enfrentado altos niveles de pobreza, aislamiento lingüístico y carencia de seguro”. Regresó al punto de que la “atención médica es un derecho humano” y puntualizó que el acceso a la cobertura de atención médica “hace que todos estén más seguros, especialmente frente a las pandemias mundiales en curso”.

El Dr. Steve Auerbach, quien vestía su tradicional bata blanca, dijo durante su participación que la Cobertura para Todos “no solo ayudaría a las personas a buscar atención sin temor al costo, sino que también significa que médicos, clínicas y hospitales que brindan esa atención recibirían un reembolso justo” a sus servicios prestados.

Auerbach relató que este tipo de planes incluyentes respaldaría mejor “a todos los hospitales de la red de seguridad, incluyendo los instalados en las comunidades rurales que manejan fondos insuficientes. y no solo los que se hallan en las grandes ciudades”.

Él se unió en el clamor hacia la gobernadora Hochul para que revise la exención federal 1332 y, junto con la legislatura, apruebe la Cobertura para todos, que, desde su punto de vista médico, es una fórmula en la que todos ganan.

eldiariony.com

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS