lunes 24 de junio de 2024 08:08 am

La ciencia ha encontrado una fórmula para revertir el proceso de las canas

Un equipo de investigadores de Nueva York identifica una especie de ‘atasco’ de las células responsables de la pigmentación que impiden la coloración del cabello con el paso del tiempo.

Más allá del debate femenino de sí a la liberación de las canas o la esclavitud del tinte, lo importante es poder elegir, la ciencia ha desvelado por qué aparecen, y, con ello quizás, su reversibilidad. Un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York ha encontrado el ‘fallo’ celular por el que las células dejan de producir los pigmentos de color.

Visto al microscopio, los científicos han observado cómo en el interior de cada cabello, en cada pelo, hay ciertas células madre que poseen una capacidad única para moverse entre los compartimentos de crecimiento de los folículos pilosos, pero se ‘atascan’ a medida que las personas envejecen y pierden así su capacidad de madurar y mantener el color del pelo. Y aparecen las canas.

El equipo del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York lleva más de una década trabajando en desvelar este proceso. Fue en 2011 que se halló cómo dos grupos de células madres controlan el color del cabello de manera conjunta: una de ellas se encarga de los folículos pilosos, donde crece cada pelo; y otras son los melanocitos, o células madre melanocitarias o McSC. En la revista Cell publicaron como la proteína llamada Wnt era la que coordinaba desde los melanocitos el color del cabello, así como las canas.

Este nuevo trabajo, dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina Grossman, se centró en unas células de la piel de ratones, también presentes en humanos, denominadas células madre melanocitarias. El color del pelo depende de si las McSC, que no funcionan, pero se multiplican continuamente en los folículos pilosos, reciben la señal para convertirse en células maduras que producen los pigmentos proteicos responsables del color.

La novedad es que la investigación que ha publicado Nature demuestra que estas células son notablemente plásticas. ¿Y esto qué significa? Durante el crecimiento normal del pelo, dichas células se mueven continuamente hacia delante y hacia atrás en el eje de maduración a medida que transitan entre los compartimentos del folículo piloso en desarrollo. Es dentro de estos compartimentos donde las McSC están expuestas a diferentes niveles de señales proteicas (WNT) que influyen en la madurez.

En concreto, el equipo de investigadores descubrió que las McSC se transforman entre su estado de célula madre más primitivo y la siguiente fase de su maduración, el estado de tránsito-amplificación, y en función de su ubicación.

Todo este proceso, que resulta complicado a nivel celular, se traduce en que a medida que el pelo envejece, se cae y vuelve a crecer repetidamente, un número cada vez mayor de células encargadas de la pigmentación se quedan atascadas en el compartimento de células madre denominado protuberancia del folículo piloso. Allí permanecen, no maduran y no vuelven a su ubicación original en el compartimento germinal, donde las proteínas las habrían impulsado a regenerarse en células pigmentarias.

¿CÓMO SE PUEDE REVERTIR EL PELO CANOSO EN NORMAL SIN TINTE?

“Nuestro estudio amplía nuestros conocimientos básicos sobre cómo actúan las células madre melanocitarias para colorear el pelo”, afirma el investigador principal del estudio, el doctor Qi Sun, becario postdoctoral en NYU Langone Health. “Los nuevos mecanismos descubiertos plantean la posibilidad de que la misma posición fija de las células madre de melanocitos pueda existir en los seres humanos. Si es así, presenta una vía potencial para revertir o prevenir el encanecimiento del cabello humano ayudando a las células atascadas a moverse de nuevo entre los compartimentos del folículo piloso en desarrollo.”

Los investigadores afirman que la plasticidad de las McSC no está presente en otras células madre autorregeneradoras, como las que forman el propio folículo piloso, de las que se sabe que se mueven en una sola dirección a lo largo de una línea temporal establecida a medida que maduran. Por ejemplo, las células del folículo piloso que se amplifican en tránsito nunca vuelven a su estado original de células madre. “Esto ayuda a explicar en parte por qué el pelo puede seguir creciendo, aunque falle su pigmentación“, afirma Sun.

“La pérdida de la función camaleónica de las células madre melanocíticas puede ser la causa del encanecimiento y la pérdida de color del pelo”, afirma la investigadora principal del estudio, Mayumi Ito, profesora del Departamento de Dermatología Ronald O. Perelman y del Departamento de Biología Celular de la NYU Langone Health. “Estos hallazgos sugieren que la motilidad y la diferenciación reversible de las células madre melanocitarias son clave para mantener el cabello sano y teñido”.

En este sentido, Ito manifiesta la intención de poner en marcha procesos para restaurar la actividad de las McSC o, incluso, de trasladarlas físicamente de nuevo a su compartimento germinal, donde pueden producir pigmento.

¿CÓMO SE ‘ATASCAN’ LOS PIGMENTOS RESPONSABLES DE LAS CANAS?

Un trabajo anterior del mismo equipo de investigación de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU demostró que la señalización WNT era necesaria para estimular a las McSC a madurar y producir pigmento. Ese estudio también había demostrado que las McSC estaban muchos billones de veces menos expuestas a la señalización WNT en la protuberancia del folículo piloso que en el compartimento germinal del pelo, situado directamente debajo de la protuberancia.

Con todos estos datos, se realizaron experimentos en ratones cuyo pelo se envejeció físicamente mediante depilación y recrecimiento forzado, el número de folículos pilosos con McSC alojadas en la protuberancia del folículo aumentó del 15% antes de la depilación a casi la mitad tras el envejecimiento forzado. Estas células seguían siendo incapaces de regenerarse o madurar en melanocitos productores de pigmento.

Entre las conclusiones halladas, los investigadores descubrieron que las McSC atascadas dejaron de regenerarse al dejar de estar expuestas a demasiada señalización WNT y, por tanto, su capacidad de producir pigmento en nuevos folículos pilosos, que siguieron creciendo. Es decir, el pelo nuevo creció en ausencia de pigmento, las canas.

Por el contrario, otras McSCs que sí continuaron moviéndose de un lado a otro entre la protuberancia del folículo y el germen piloso conservaron su capacidad de regenerarse como McSCs, madurar en melanocitos y producir pigmento durante todo el periodo de estudio de dos años.

¿HAY UNA HUELLA GENÉTICA EN LA APARICIÓN DE LAS CANAS?

En 2016, otra publicación en Nature Communications se hacía eco de la identificación de un gen responsable de las canas, el IRF4. Ya se conocía su papel en la coloración del cabello, pero entonces se asociaba directamente al encanecimiento del cabello.

Este gen está involucrado en la regulación de la producción y almacenamiento de melanina, el pigmento que determina el color del cabello, la piel y los ojos. El encanecimiento del cabello es causado por la ausencia de melanina en el cabello, por lo que los científicos quieren descubrir el papel de IRF4 en este proceso.

elmundo.es

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS