sábado 24 de febrero de 2024 05:19 am

Psicólogo Henry Montero revela en la tendencia de la medicina estética del pene el tamaño sí importa

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El laureado psicólogo dominicano Henry Montero Tapia reveló que en la actual tendencia de la medicina estética del pene, el tamaño del miembro masculino sí importa y es de gran preocupación para los hombres que se quejan y están en busca de cambiar sus dimensiones.

Explicó que desde la aparición de las primeras civilizaciones en Mesopotamia hace 12 milenios, los genitales masculinos han sido temas de arte, cultura y religión. Recordó que Príapo, una antigua deidad griega y romana, es uno de los ejemplos más famosos de símbolos del instinto sexual.

“Al igual que en la antigüedad, la simbología atribuida al pene y la idea de que los genitales masculinos juegan un papel fundamental en la definición de la identidad masculina sigue siendo fuerte en la cultura actual”, dijo el también especialista en salud mental radicado en Nueva York.

“Por lo tanto, el tamaño y la forma del pene siguen siendo preocupaciones importantes para muchos hombres”, subrayó.

Indicó que en comparación con las normas no clínicas, los hombres que buscaban el aumento del pene tenían síntomas de trastorno dismórfico peneano más altos, menor autoestima y calidad de vida relacionada con la imagen corporal, pero angustia psicológica comparable.

“La autoestima de un hombre puede verse comprometida si percibe que el tamaño y la forma de sus genitales están por debajo de los estándares ideales. Desafortunadamente, la mayor exposición al material sexualmente explícito de Internet en los últimos años ha creado expectativas poco realistas sobre el fenómeno causó una sensación de insuficiencia e incomodidad entre los hombres jóvenes que cada vez sienten más insatisfacción corporal”, señala el especialista.

“Varias encuestas han demostrado que casi la mitad de los hombres adultos no están satisfechos con el tamaño de sus penes y están dispuestos a tener unos más grandes, a pesar de que cumplían con los parámetros normales desde un punto de vista físico y anatómico”, explica el psicólogo.

“La tendencia de los hombres a subestimar el tamaño y la forma de su pene en los últimos años resultó en una mayor demanda de procedimientos de mejora de la longitud del pene y circunferencia, (frenuloplastia o frenulotomía, escrotoplastia (cirugía reconstructiva del escroto), prepucioplastia (corrección quirúrgica del prepucio) y aumento del glande del pene”, detalló Montero Tapia.

Dijo que aunque la mayoría de los hombres buscan la cirugía genital estética masculina para la autosatisfacción (especialmente aquellos que no están satisfechos con la longitud, circunferencia o forma de sus penes), algunos otros requieren estos procedimientos para la incomodidad real causada por anomalías congénitas o adquiridas de los genitales.

“Cabe destacar que las personas transgénicos de mujer a hombre comúnmente buscan cirugías de reasignación de sexo y están dispuestas a tener un falo que también se parece a un pene real”, informó.

“En estudios hechos en la Universidad de Medicina de la Florida una proporción sustancial de hombres están preocupados por el tamaño de su pene. Un estudio que encuestó a 25,592 hombres encontró que el 45% de estos hombres querían un tamaño de pene más grande en comparación con solo el 38% de los hombres que querían ser más altos en altura”, reseñó el psicólogo.  

Dijo que otra investigación ha demostrado que el tamaño percibido del pene estaba relacionado con una mayor incidencia de mentir sobre el tamaño, lo que, a su vez, se relacionó con tasas más altas de insatisfacción con la apariencia del pene.

“Tiene sentido que los hombres que perciben que el tamaño de su pene es inadecuado no estén satisfechos con la apariencia de su pene y puedan experimentar una auto percepción general más pobre, incluso en sus relaciones íntimas”, explica.

Desglosó que la cirugía de agrandamiento del pene en hombres normales se asocia con riesgos graves y se basa sólo en evidencia de baja calidad.

“El trastorno de dismorfofobia peneana es una condición psicológica en la que un hombre sufre de preocupación severa con el tamaño del pene a pesar de tener un pene fisiológicamente normal. En tales casos, los pacientes pueden beneficiarse de la psicoterapia. Siempre se debe realizar asesoramiento estructurado en lugar de procedimientos riesgosos”, puntualizó el profesional.

Aconsejó que consultar a un médico o terapeuta sexual es muy recomendable para las personas preocupadas por el tamaño de su pene.

La entrada caduca en 3:28am el sábado, 1 febrero 2025

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS