jueves 22 de febrero de 2024 09:57 am

Twitter ha eliminado la palomita azul de miles de cuentas, incluidas las de celebridades y políticos.

En las últimas horas los usuarios que no han pagado suscripción han perdido su estatus de veracidad generando confusión y polémica.

Miles de cuentas en Twitter ya no muestran la codiciada insignia o palomita azul que durante años confirmó la identidad real de sus usuarios.

Se trata de una medida que forma parte del plan anunciado por el multimillonario empresario Elon Musk cuando adquirió la red social el pasado octubre con el objetivo, dijo, de transformarla en una plataforma que sea capaz de generar beneficios.

Para ello estableció el sistema de suscripción Twitter Blue y quienes deseen conservar el tick azul junto a su nombre deben pagar $84 dólares al año.

Algo que por lo que se pudo ver este viernes no hicieron el Papa Francisco, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, y otras personalidades como Beyoncé, Lady Gaga o Cristiano Ronaldo.

Tampoco nosotros en BBC Mundo ni el propio fundador de Twitter, Jack Dorsey.

Musk ha intentado presentar la decisión de suprimir la verificación como una forma de democratizar los contenidos de la plataforma.

Sin embargo, sus detractores sostienen que la medida amplificará la desinformación con el regreso de cuentas falsas que se hagan pasar por personas o instituciones como ya sucedió en el pasado.

Los expertos consideran que en caso de que esto sucediera podría ahuyentar a más anunciantes y socavar los ingresos adicionales que Twitter obtiene de su modelo de suscripción.

Pero Musk afirma que la red social va “por buen camino”.

“En general, creo que la tendencia es muy buena”, le dijo la semana pasada en entrevista exclusiva a la BBC.

La verificación

Twitter introdujo por primera vez la función de verificación en 2009, después de que el legendario beisbolista y entrenador Tony La Russa demandara al gigante de las redes sociales por cuentas falsas que se hacían pasar por él.

La marca azul se convirtió en un símbolo de estatus y un signo de autoridad. Pero en el nuevo Twitter bajo Musk los usuarios tienen que pagar por confirmar que son quienes son.

Se teme que la decisión de monetizar la verificación suponga un enorme cambio cultural y de poder en la plataforma.

Antes de la verificación, Kanye West, Shaquille O’Neal y Ewan McGregor fueron algunos de los primeros famosos que denunciaron haber sido suplantados en Twitter.

Ahora que las insignias han desaparecido, hay dudas de cómo se podrá diferenciar una cuenta legítima de la de un impostor.

eldiariony.com

La entrada caduca en 8:51pm el martes, 1 abril 2025

Suscríbete para que recibas a tu Email las Noticias de Hoy calienticas...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS